Si la GmbH se encuentra en dificultades financieras o de liquidez y se presume su futura insolvencia, hay importantes obligaciones que se deben cumplir por parte de la dirección de la misma. El director general está obligado por el derecho civil y penal a declararse en concurso de acreedores si existe un motivo.

 ¿Cuándo es insolvente una GmbH?

La insolvencia es una situación en la que una empresa ya no puede cumplir sus obligaciones de pago. Debe existir razones fundadas para el concurso de acreedores, una situación económica critica de la empresa que haga imposible hacer frente a sus obligaciones. El Código de Bancarrota alemán establece tres razones para la quiebra:

  1. Insolvencia

La insolvencia se produce cuando la empresa ya no puede hacer frente a sus responsabilidades financieras. Este es el caso si los activos en efectivo o los fondos existentes en la cuenta bancaria no son suficientes para pagar las deudas de la empresa. Si el porcentaje de la deuda irrecuperable es del 10% o más, se puede suponer la insolvencia. Además, el crédito debe ser seriamente reclamado por el acreedor. La insolvencia no existe si el acreedor ha aplazado el reclamo. 

  1. Insolvencia inminente

Otro motivo es la amenaza de insolvencia de la GmbH. La insolvencia es inminente si es probable que los medios de pago disponibles y la línea de crédito no son suficientes para hacer frente a las responsabilidades existentes y futuras en un plazo razonable.

  1. Sobreendeudamiento

El sobreendeudamiento sólo es legalmente permisible para las entidades jurídicas (corporaciones) o sociedades. En el caso de las sociedades colectivas, esto sólo se aplica si los socios son también personas jurídicas y no particulares. Existe un endeudamiento si los activos del deudor ya no cubren las obligaciones existentes. Para determinar si hay sobreendeudamiento, se elabora un balance. El sobreendeudamiento no existe si la continuación de la empresa es muy probable, de acuerdo a las circunstancias particulares de la empresa.

 ¿Cuándo debe presentarse el procedimiento de insolvencia?

Siempre que haya una razón para la quiebra de la empresa, la insolvencia debe ser registrada. La quiebra debe ser reportada inmediatamente. Esto significa que la solicitud de quiebra debe presentarse ante el tribunal a más tardar tres semanas después de que se haya identificado un motivo de quiebra. Si no se cumple el plazo, se sospecha que se ha cometido un delito penal y una apelación en el marco del derecho civil amenaza a la dirección de la empresa.

El director general debe comprobar cuidadosamente si se debe presentar una solicitud de insolvencia en la situación económica actual. Un abogado especializado en derecho de insolvencia puede proporcionar información jurídicamente fiable sobre este particular.

 ¿Cuáles son los riesgos para el director general (CEO) en caso de quiebra?

El director ejecutivo de la GmbH está obligado a declararse en concurso de acreedores en el caso de que esto se produzca. Si hace caso omiso de esta obligación, será responsable ante la sociedad y ante la jurisdicción civil. El representante será procesado si no se declara en concurso de acreedores o no lo hace en el tiempo previsto. Tanto los actos deliberados como los negligentes serán castigados conforme a lo establecido en la ley.

En caso de bancarrota, el director general sigue teniendo la obligación de mantener los activos de la bancarrota. Los activos de la quiebra son los activos utilizables de la GmbH. Esto significa que no puede utilizarse para pagar a acreedores o socios individuales. Los acreedores serán notificados de los bienes de la quiebra en el contexto del procedimiento de concurso de acreedores. El director ejecutivo también es responsable en virtud del derecho civil y es posible una condena penal si se reducen los activos de la insolvencia. Por lo tanto, el director ejecutivo debe buscar el asesoramiento de un abogado especializado en derecho de sociedades o de insolvencias para evitar situaciones desfavorables.

 ¿Qué pasa después de la solicitud de bancarrota?

El tribunal de bancarrotas examina la solicitud de insolvencia. El tribunal nombra un administrador de insolvencia preliminar. El administrador procede a examinar la situación económica de la GmbH. Si los bienes de la GmbH no son suficientes para cubrir los gastos del procedimiento, se rechazará por falta de bienes. Esto significa que no se abrirá un procedimiento de quiebra. Los costos del procedimiento son los honorarios del tribunal y los gastos del administrador de la insolvencia.

Se abrirán procedimientos de insolvencia si se dispone todavía de recursos financieros suficientes.

article-img

¿Qué sucede durante el procedimiento de quiebra?

En la apertura del juicio, el tribunal fijará un día de audiencia y una fecha para el examen de la empresa. Se celebrará una reunión de acreedores para elegir al administrador final de la insolvencia. Tras la apertura del procedimiento de insolvencia, el administrador de la quiebra dirigirá la empresa. El director general ya no tiene el poder de disponer de la empresa.

En los procedimientos de insolvencia existe todavía la posibilidad de reestructurar la empresa. En este caso, el administrador intenta continuar las actividades de la empresa llegando a un acuerdo con los acreedores. Si la reestructuración corporativa falla, la empresa será liquidada. El administrador de la quiebra recogerá las reclamaciones de la empresa. El resto de los activos de la GmbH se distribuirán entre los acreedores en forma proporcional.

Fije una cita

Contacte con nosotros


    Contacto:Wittelsbacherstraße 18 | 10707 Berlin 030 407 417 31info@bildt-law.de