Las controversias entre los socios de una empresa suelen dar lugar a la resolución y exclusión de los socios si no se puede encontrar una solución amistosa al conflicto de intereses. La exclusión y la resolución de los socios tienen grandes repercusiones para la empresa y en los propios socios.

La exclusión y la rescisión de los socios sólo es posible legalmente si las medidas obligatorias han sido establecidas legalmente por la junta de accionistas. La exclusión y la terminación son posibles si hay una razón importante en relación con la persona del socio. Además, los estatutos de la sociedad pueden prever la exclusión legal contra la voluntad de un socio o socios.

Hay una razón legal para una exclusión de un socio de una sociedad anónima si este no procede al pago de la contribución prevista. Otra razón importante para la exclusión de un socio es la apertura de un procedimiento de insolvencia contra el socio, si así está previsto en el contrato de la empresa. Además, siempre debe comprobarse en cada caso concreto si existe una razón importante. La exclusión de un socio es la última opción para resolver el conflicto y sólo se permite si no son posibles otros medios menos gravosos. Un abogado especializado en derecho de sociedades puede preparar una exclusión de un socio legalmente prevista en el ámbito de los servicios de asesoramiento ofrecidos. Dado que la junta de accionistas debe decidir sobre la exclusión del socio, la preparación de la junta es de suma importancia.

Un abogado especializado también puede asesorar a un socio que ya ha sido excluido o que podrá ser excluido de la junta de accionistas y, a su vez, ofrecer el debido asesoramiento sobre la exclusión, sea o no legal. Si la exclusión es ilegal, el socio puede entablar una demanda contra la exclusión. Si la exclusión es legal, el socio excluido pierde sus derechos como socio con el efecto desde la exclusión. El miembro excluido tiene derecho al pago de una indemnización por despido.

Si un socio desea dejar la empresa voluntariamente, puede hacerlo mediante una rescisión. Se hace una distinción entre la rescisión ordinaria y la extraordinaria. La rescisión ordinaria sólo existe si los estatutos de la empresa permiten ese derecho de retirada. Por consiguiente, los estatutos determinan los plazos de notificación.

article-img

Rescisión extraordinaria

La rescisión extraordinaria es posible, aunque no esté prevista en el contrato de la empresa. Del mismo modo, en el caso de la exclusión del socio/os, se requiere una razón importante para la terminación efectiva. Si no se puede esperar que el socio permanezca en la empresa, puede retirarse de ella. Las razones individuales pueden influir en el propio socio, por ejemplo, razones personales y familiares. Las razones también pueden estar relacionadas con la empresa u otros socios.

Fije una cita

Contacte con nosotros


    Contacto:Wittelsbacherstraße 18 | 10707 Berlin 030 407 417 31info@bildt-law.de